Adelanto del capítulo 7 de la Tercera parte

Tras saciarse con los bocatas, iban hacia el coche para volver a Julióbriga buscando a la vez un sitio donde mi hermano pudiera comprar un imán del pueblo para la colección que nuestra madre tiene en la nevera. Por el camino pasaron por una librería. En el escaparate se podía ver el nuevo diccionario de la VEI. Mufo, que estaba deseoso de que mi hermano fuera un prodigio y se supiera todas las palabras del diccionario, dijo:

—Podríamos probar a preguntarte palabras. Qué pena que la librería esté cerrada.

—Bueno, no pasa nada, en la aplicación del móvil se puede poner que te busque palabras en aleatorio —informó mi hermano, aunque luego se arrepintió porque no le gustaban esos juegos en público, pues si acertaba era lo normal, pero si fallaba, la gente se le echaba encima, lo mismo que en el Trivial.

—Ah, pues sí. ¿En la aplicación que yo tengo se puede hacer lo de aleatorio?

—Sí, sí. Es la misma que tengo yo, ¿no?

—A ver.

Todos miraron a Mufo con expectación.

—La primera palabra es… chan chan chan… ¡alforja!

—Uf, las palabras árabes que empiezan por al- suelen ser chungas —declaró mi hermano—, tipo almadía, almadraba, aljibe, aljaba, y muchas que ni se usan ya o porque se refieren a cosas del campo o porque hay otra palabra distinta para referirse a lo mismo.

—Bueno, pero ¿sabes lo que significa o no? —preguntó ansioso Mufo, pensando que se le caía demasiado pronto el mito.

—A ver, esa es fácil. Incluso vosotros la sabréis, ¿no?

Se miraron y dijeron que no.

—No tengo que decir la definición exacta, ¿no?

—No. Venga. Ja, ja. ¿Insinúas que podrías decir exactamente lo que dice aquí?

—Ja, ja. No. Estaba disimulando.

—Je, je. Venga, di.

—Pues las alforjas son las bolsas que llevan los burros a los lados, unidas por el lomo.

—Bueno, la definición no es exactamente así, pero creo entender que lo has dicho bien.

—Muchas veces es más útil buscar en Google imágenes. Si lo miras verás que es justo lo que digo. Aunque en este caso tTambién te pueden salir imágenes de michelines, que me suena que las cartucheras o los michelines se llaman también alforjas, porque tienen la misma forma.

—Yo había oído más bien alforzas —dijo Quero, que de vez en cuando sorprendía con lo que dentro de sí guardaba.

—Ah sí, puede ser. Mmmmm. Sí —dijo apretando disimuladamente el puño izquierdo—, y creo que de ahí viene lorza o al menos tenía una etimología similar. Y lo de michelín viene del muñeco de Michelín. El otro día me enteré, por cierto, que la guía michelín no es de la marca Michelin. Que es solo que uno de los hermanos Michelin que crearon la marca de neumáticos también hizo la guía con el mapa en acordeón y esas cosas o algo así. Y luego ya fue lo de las estrellas. Algo así era.

—A ver, otra —interrumpió Mufo, al que le apetecía jugar—: trafalmejas.

—Joé.

—Joé, ¿qué?

—Pues que justo me salió esa palabra el otro día, no sé dónde. Es como alguien un poco alocado. Creo que también viene del árabe. Es de esos insultos que me gustan, tipo perillán o chisgarabís.

—Ja,ja. O zorrocloco —aportó Quero.

—O pinchaúvas.

Ya estaban otra vez con los sinónimos.

—O mangarrián —dijo el Galgo.

—Eso lo decía Imanol Arias en Cuéntame, ¿no? Creo que no viene en el diccionario.

—Pero bueno —cortó Mufo—. ¿Otra palabra?

Aunque mi hermano lo pasaba mal con el juego, como vio que iba sabiéndose las palabras, quiso seguir jugando:

—Esta la sé yo —dijo Mufo viendo la palabra que le había salido en el aleatorio—, así que otra. A ver…: gules.

—¿Gules? —verificó el Galgo—. ¿En plural? No será gul.

—Es lo que pone.

—Sí, sí —intervino poniendo paz mi hermano—. Sé que es un color heráldico. Pero siempre me hago un lío con ellos. Me pasa en general con los colores, me lío entre glauco, garzo, que nunca sé si es azul o qué, cetrino, que creo que es amarillo verdoso…

Todos le miraban como si desvariara, excepto Quero, que también solía saber estas cosas.

—Y también me lío con el color de algunos minerales y materiales. Yo siempre había creído que el alabastro era negro, supongo que por el azabache. Y el día que descubrí que el zafiro era azul y no negro, me quedé en shock. Como cuando descubrí que el zafiro era corindón, el mítico mineral de la escala de Mohs.

—Bueno, déjate de chácharas. ¿Entonces gules qué color es?

Quero dijo:

—Yo lo sé.

—Qué cabrón. Qué presión. A ver, el sinople creo que es el amarillo… Ah no, el verde. El sable es el negro… Yo diría que… ¡es el rojo!

—¿Todo al rojo?

—¡Todo al rojo!

—Pues muy bien. Pero, vamos, solo con que hayas sabido lo de color heráldico ya me quedo notas.

—Yo te puedo dar un truco para que no se te olvide —intervino Quero—. Y me decepciona que no lo sepas porque es sobre su etimología.

Mi hermano puso cara de odio.

—El otro día leí que viene de una palabra francesa que significa ‘garganta’ y era rojo porque era costumbre llevar una prenda teñida de rojo, creo que de piel de marta.

—Oh no —se quejó Mamut, no porque fuera defensor de los animales, sino porque su ex novia se llamaba Marta.

—Ups. Joé, es que con tanto donjuán no se puede decir ni un nombre de chic.. de shica. Abarcáis toda la onomástica española.

—Y no solo española.

—Je, je. Pues la cosa es que por eso se llama gules. En latín gula era ‘garganta’.

—Ah, cierto —se consiguió por fin unir a la explicación mi hermano—. Por eso se llama gola al adorno este que llevaban en el cuello Cervantes y compañía, que era como el papel de una magdalena. Y de ahí viene la gula, porque comer mucho es saciar el gaznate. Pero, vamos, que no sé si voy a poder acordarme de todo eso la próxima vez para sacar que gules es el rojo.

—A mí me funciona. Puedes acordarte que gules es lo del escudo de España y las franjas de la bandera de Aragón y Cataluña.

—Je, je. Bueno —siguió Mufo, que mantenía los tiempos con la precisión y diligencia de un presentador o moderador de concurso o debate de televisión—. Siguiente palabra: marfuz.

Mi hermano, en plena ola de confianza, se quedó pálido:

—¿Marfuz? Ni idea. Suena al gato Micifuf de La Gatomaquia. No tengo ni la más remota idea.

—¡Ohhhh! —exclamó pesaroso Mufo—. ¿Seguro?

—¡Seguro!

Y como para justificarse, aunque él mismo se había venido arriba pensando que las iba a saber todas añadió:

—¿Ves como no las sabía todas?

—Ya, pero, oye, bastante has sabido.

—¿Qué es marfuz?

—Pone ‘rechazado’ o ‘falso’.

—A ver. Joé. Otra del árabe. Normal que digan que seguimos siendo Al Ándalus.

Entonces, molesto por no haber sabido una palabra mi hermano dijo, haciendo parecer que había fallado aposta para no perder tiempo:

—En fin, es que, venga, no hay que entretenerse, que estáis interrumpiendo la búsqueda de la siguiente pista.

Vamos, como si no pudieran seguir jugando en el coche. En fin, fue como cuando uno se encuentra a otro en el autobús con el sabe que la conversación va a ser forzada y le dice que lo siente que lleva prisa y se va al fondo del autobús, como si por hacerlo fuera a avanzar y llegar antes a su destino.

Anuncios

2 thoughts on “Adelanto del capítulo 7 de la Tercera parte

  1. […] Pero mi hermano no es el típico que corrige o censura los errores de los demás. Todo lo contrario. Como iremos viendo, lo que de verdad le interesa a mi hermano es estudiar la forma natural en la que las personas se expresan. Por eso él se define más bien como lingüista teórico que como filólogo. Ya he aludido antes a su chomskyana idea de que el lenguaje es algo natural en el hombre. Por supuesto, como voraz lector, hay algunas cosas que le rechinan, pero siempre trata de buscarles explicación. Lo malo es que la gente, sabiendo que es filólogo, le exige saberse todas las normas ortográficas y cuándo algo está bien o mal dicho. También le exigen, y esto le irrita bastante, saberse el significado de todas las palabras del diccionario. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s