Adelanto del capítulo 9 de la Séptima parte

—Uy ¡quién te ha visto y quién te ve! Cómo cambia la gente ¿No decías que el amor es solo química?

—Sí, cierto, pero ahora he estado pensando y me he dado cuenta de que depende de con quién estés esa persona puede despertarte unas hormonas y unas reacciones químicas determinadas y es precisamente la apropiada armonía y la perfección de esa excitación de las adecuadas reacciones químicas lo que se llama amor. También en un piano no se hace más que golpear unas teclas (pura física), pero dependiendo de quién lo haga puede obtener o no las más bellas melodías que nos trasladan a otros mundos.

—O sea que ahora estás en otro mundo.

—Bueno, yo siempre he dicho, sobre todo antes, que cuando uno empieza una relación es como una cometa, que vuela por los aires. Y para eso están los amigos, para dejarte volar, pero siempre sujetándote con la cuerda para que no te pierdas por el aire. Es el famoso efecto cometa.

—Ja, ja, ja. Y lo de las reacciones químicas se te ha ocurrido ahora justo con esta shica, ¿no?

—No. Se me ocurrió el otro día viendo un capítulo de Bones.

—Ja, ja. Te has vuelto sapiosexual.

—Siempre lo he sido.

—¿Qué es sapiosexual?

—Una cosa que sale ahora en los periódicos y que se ha puesto de moda, como lo de metrosexual, tecnosexual o lumbersexual. Resulta que ahora está de moda que la gente se fije en el interior de las personas y en su inteligencia más que en el físico.

—¿Qué pasa, que antes las personas solo buscaban zopencos?

—Pues sí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s