El problema de la supresión de la tilde en “solo” y en los demostrativos (adelanto del capítulo 16 de la Segunda parte)

—A ver, ¿te has duchado ya, lingüista? —inició sutilmente el tema el padre.

—Sí, ya estoy listo —anunció mi hermano fingiendo que le contentaba abordar el tema en ese momento.

—Venga, yo creo que ya es hora de que hablemos.

—Perfecto —disimuló.

—A ver, lo primero que me tienes que explicar es por qué le han quitado la tilde a solo cuando equivale a solamente y por qué se la han quitado a los pronombres demostrativos.

—Sí, ya me dijo Paloma que te inquietaba eso. A ver, la cosa es que la llamada tilde diacrítica en teoría sirve para distinguir palabras que se escriben igual pero de las cuales una es átona y otra es tónica. Por ejemplo, el pronombre se no lleva tilde frente a del verbo saber, como en Yo sé, que sí la lleva. Esto es porque se en un caso como Se lo dije es átona.

—Espera, creo que lo sé, pero ¿cuándo una palabra es átona?

—Ah, cuando se pega a otra palabra como una sílaba más. Por ejemplo, en Se lo dije, se pronuncia todo como una palabra selodije, porque se y lo son átonas. En todo ese grupo solo habría un acento en la sílaba di. En cambio, Yo sé una cosa, no se pronuncia como Yose o como Yosé, porque ahí las dos son tónicas y hay dos acentos, que no tildes.

—Ah, vale. Como Yosé Mourinho. Je, je.Jose-Mourinho--chelsea

—Sí, je, je. Pero un respeto, que yo soy mourinhista.

—¿Ah sí? Yo le tengo algo de manía.

—Normal. Pero bueno, ya hablaremos de fútbol otro día —cortó mi hermano, que ahora quería hablar de tildes—. Estábamos con lo de solo. Tanto en el caso de solo para solamente como solo para solitario o sin compañía la palabra es tónica, por lo que la tilde diacrítica solo serviría para evitar una posible confusión. Así tanto en Solo fui el martes, donde equivale a solamente, como en El trabajo lo he hecho solo, donde equivale a sin compañía, solo tiene su propio acento. No se dice solofui o hechosolo —y pronunciaba estas uniones como a cámara rápida—. La tilde se puso para evitar casos ambiguos como en Fui solo a tu casa, donde no se sabría si es que solamente fui a tu casa o que fui a tu casa sin compañía. También hay ambigüedad en el clásico Quiero un café solo, donde puede ser que lo quieres sin leche o que solamente quieres café.

—Claro, claro.

—Pero la cosa es que es raro encontrar casos como estos en los que el contexto no esclarezca de qué solo se trata. Por ejemplo, si alguien pregunta «¿Fuiste a mi casa y luego a la tienda?» y respondemos «No, fui a tu casa solo», se entiende que es equivalente a solamente. Pero si te preguntan «¿Viniste a mi casa con María?» y respondes «No, fui a tu casa solo», se entiende que es sin compañía. De ahí que se haya quitado la tilde. Bueno, puede haber casos verdaderamente ambiguos, como si alguien pregunta «¿Qué pasó?» y otro le responde «Que Pedro fue al cine solo». Ahí se podría tildar en caso de que equivaliera a solamente, porque lo que dice la norma ahora es que se puede prescindir de la tilde incluso en casos ambiguos, no que haya que prescindir obligatoriamente. También se podría evitar la ambigüedad con un sinónimo. Una de las cosas que se dice es que hay muchos casos de polisemia y homonimia, y no por ello hay que tildar una de las dos palabras. Por ejemplo, si se dice… a ver… si se dice, por ejemplo —y se le ocurrió un ejemplo un poco tonto:— «El coco le cayó encima a Pedro», nos podemos referir a que el monstruo que asusta a los niños le cayó encima a Pedro o que un coco, el fruto, le cayó encima. ¿Tendría sentido tildar alguno de los dos casos?

—Entiendo. Aunque ahí los dos son nombres.

—Ya, bueno, aun así. Y lo mismo pasa con los demostrativos. Se podrían encontrar casos ambiguos como Vieron estas películas donde podría ser que estas personas vieron películas, Vieron estas personas películas, o que alguien vio estas películas y no otras: Vieron estas películas de aquí. Pero es muy raro. Como aquí también todas las palabras son tónicas, a pesar de que en uno de los casos sean determinantes, se quitó la tilde.

—¡Ajam! Claro, esta casa lo pronuncio con acento en esta y en casa.

—Exacto. Solo mis amigos mirteanos los pronuncian átonos y los pegan al nombre, estacasa, con un solo acento en ca. Lo que no sé es por qué no llevan tilde palabras como menos, que puede ser átona en casos como Menos Juan todos han venido, pero es tónica en casos Peso dos kilos menos.

»Luego a mí me pasa que me cuesta poner la tilde en dos más dos, por ejemplo, porque ahí más parece átona, igual que la conjunción que equivale a pero. Pero bueno, tampoco es cuestión de liar más.

—No, no, si está bien. ¡Qué cosas más interesantes!

—Y hay más, de lo que ya hablaremos otro día. En lo de la tilde diacrítica en monosílabos, hay alguna excepción. Por ejemplo, los nombres de las letras y los de las notas musicales no llevan tilde, en los casos en los que hay un correspondiente átono, a pesar de ser tónicos. Por ejemplo, el nombre de la nota si no se tilda, a diferencia del adverbio afirmativo, a pesar de ser también tónica y oponerse a la conjunción si. También la letra te tiene el pronombre te, como opuesto átono, y aun así no lleva tilde, como la lleva la bebida, el té. Y en cambio, el plural de la bebida, tés, lleva tilde, a pesar de que no hay correspondiente átono.

»Y luego, además, están los clásicos casos de adverbios en –mente; no entiendo bien por qué no se escriben separados en dos palabras, puesto que parecen tener dos acentos. De hecho, por eso se conserva la tilde cuando el adjetivo con el que se forman la tiene, como en básicamente. Ahí tanto básica como mente tienen acento. Se podrían escribir en dos palabras y así se evitaría que hubiera palabras con dos acentos.

Anuncios

2 thoughts on “El problema de la supresión de la tilde en “solo” y en los demostrativos (adelanto del capítulo 16 de la Segunda parte)

  1. […] Otro error perdonable, pero sistemático, es el de tildar solo y los demostrativos. En la Ortografía de la RAE se dice que ya no se tildan ni solo cuando es adverbio ni los demostrativos este, ese o aquel, por ejemplo, cuando son pronombres. La RAE da buenos argumentos para no hacerlo como que los casos de ambigüedad son muy pocos y generalmente se pueden resolver por el contexto. Además se dice que en este caso las dos palabras que se quieren distinguir son tónicas. Tanto solo adjetivo como solo adverbio lo son, por ejemplo. El personaje de mi novela también lo explica. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s